martes, 26 de noviembre de 2013

Domingo Terciopelo cerró la temporada ante cientos de personas


Talleristas de Artepidol fueron los encargados de presentar los diversos lenguajes creativos que subieron al escenario durante la jornada

Domingo Terciopelo cerró la 11º temporada con un espectáculo que incluyó distintas expresiones culturales ante cientos de personas en La Conrado.

El ciclo creativo terapéutico  comenzó cerca de las 19 y se extendió hasta las 22. El público pudo apreciar una variada propuesta que incluyó grupos musicales, baile, cantos, artes visuales, plásticas, y presentaciones literarias. Entre las bandas que se hicieron presente en el escenario se destacan  3D Cariño de Mendoza y El Viento Enloquece a la Gente.

Gustavo Lupano, psicólogo social y organizador del evento, comentó que el ciclo "ha generado un espacio de resistencia, de comunión artística, de comunión vincular, y un espacio donde se derriba ese imaginario que hay alrededor del loco".

También destacó que en un Domingo Terciopelo "confluyen variados lenguajes creativos, y que los artistas de la zona lo toman como un sitio de militancia, y vienen a compartir solidariamente su arte. Por otra parte, es un espacio para nuevos artistas que no encuentran en el circuito su lugar, y el evento les sirve para mostrar y empezar a hacer sus primeros pasos".

Lupano explicó que el mensaje que buscan transmitir es que “salud mental es estar acompañados". Además agregó que "usamos el arte como herramienta transformadora, revolucionaria. Creemos que a partir del arte el sujeto se resignifica y creemos que nacimos para vivir en comunidad, no aislados. Creemos que los diagnósticos lo único que hacen es generar más exclusión. El sujeto no es un diagnostico, el que pasa por una crisis es una historia, una persona".

 

El ciclo artístico forma parte de las actividades realizadas por el Frente Creativo Artepidol, un grupo creado por psicólogos sociales que trabaja desde hace once años con pacientes de distintos servicios de Salud Mental de Neuquén y Río Negro.

El evento comenzó en 2002, y cada año fue creciendo. En los últimos seis años por cada Domingo Terciopelo concurrieron más de cien personas. El espacio se sostiene desde la autogestión con la solidaridad y el apoyo de la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada